Archivo del sitio

Eleonora Telaria

En verdad hace mucho que no escribo, pero es que entre cambio de país, trabajo, exceso de tren y (próximamente) cambio de casa…. no había encontrado el tiempo ni la inspireichon…

Pero hoy hablaba por teléfono con mi amiga Ele, y me acordé de este video que le hicieron, que es muy lindo, porque muestra muy bien como es ella, y lo bonito que es el trabajo que hace. La Ele es una tejedora, trabaja el telar desde hace años, cuando estabamos en la U y en primer o segundo año teníamos que elegir un taller. Ella (no se porqué) eligió telar, y creo que fue la mejor decisión de su vida, porque se encontraron y no se separaron más.

 

Hoy sigue tejiendo y desarrollando su proyecto Telaria, pero además hace muchas clases, y comparte su bacanidad con sus alumnos… y como si esto fuera poco, espera un baby, que seguramente será el niñito más estiloso del condado, con bufandas y ponchitos hechos a mano por su ondera mamá (soy de la idea de que la Ele puso de moda el fluors antes de que cualquiera se acordase de su existencia..)

Por allá se viene el invierno, así que si andan buscando una bufanda o mega chal, o lo que se le ocurra, contácten a la Ele, que no van a encontrar nada más original, ni hecho con tanta buena onda y creatividad…es que la Ele es la mejor!

http://www.facebook.com/pages/Telaria/125789567445667
http://www.flickr.com/photos/telaria/sets/72157616684200312/

Anuncios

Tienda: Ropa usada en San Diego

En vista de que el claustro tesístico me tiene con las salidas, por decir lo menos, “restringidas”, y de que tengo planeado emigrar apenas termine con esto de la tesis, decidí compartir algunos de mis lugares favoritos para comprar ropa usada (o vintage, o second hand, o reciclada, o queseshó…).

Digo “decidí” porque no es cualquier cosa… Todos los adictos a este tipo de tienda, pueden entender que, aunque uno sea muy generoso y bueno de corazón, cuesta divulgar estos datos, porque en el fondo de nuestra alma consumista hay una vocecita malévola que nos dice: pucha oh, es que es “uno de cada uno” y si mi amiga va primero que yo, y es la misma talla, y me la gana… nooooooo!!!

(o quizás soy yo nomas la mala y egoísta.. también puede ser!)

Este lugar es por lejos al que le soy más fiel, y uno de mis favoritos por que nunca falla y además no solo es un lugar, sino que tres!! Estoy hablando de las tres tienditas que están en San Diego entre Bio-Bio y Franklins (bueno, ahora son cuatro, pero la que abrió recién está todavía en marcha blanca).

 

Me gustan porque siempre, pero SIEMPRE encuentro algo, la ropa es de buena calidad y como no están en un barrio como Bandera o Irarrázabal, que serían como la 5ta Avenida de la ropa usada, los precios todavía son muy buenos. A no ser que seas un rapero, porque los polerones talla XXL marca Nike o Tommy si son un poco caros!

Y qué bacanidades he encontrado ahí? La verdad, de todo. Principalmente blusas, camisas, y chalecos, que es lo que más compro, porque siempre que paso por ahí (que en un momento fueron por lo menos 3 veces a la semana), ando muy apurada, y no alcanzo/me da lata probarme por ejemplo, un pantalón. Igual les digo, para que no me pidan que les “devuelva la plata”, que aquí en general hay cosas básicas/clásicas, ochenteras-noventeras, y más ropa de hombre que de mujer, pero si andan buscando ropa para la vida diaria, lo recomiendo mucho, es un lugar muy bendecido por San Topito*. 

En resumen:

Lugar: San Diego, casi esquina Bio-Bio, vereda Poniente.

Cómo llegaryo en general voy en auto y es bastante fácil, hay que bajar por Nataniel hasta bio bio y doblar al oriente, una cuadra y dejar el auto en el estacionamiento que hay justo en la esquina de san diego y bio bio, frente a las tiendas. 

en micro, desde la Alameda, lo más fácil es tomar algo por Nataniel (en el paradero La Moneda la 301 o 201), y bajarse justo cuando la micro toma San Diego, te deja al lado, igual que el metro franklin (pero yo nunca ando en metro!).

 Tiempo: En ver las 3 tiendas, pueden ser entre 5 minutos y media hora, depende de lo que se prueben, pero les recomiendo ir con más tiempo y darse una vuelta por el barrio, ir SOLO para ver esas tiendas, puede ser perder el viaje.

Precios:

Blusas y vestidos $1.000 – $2.000

Chaquetas $2.000 – $3.500

Chalecos $1.000 – $2.500

Pantalones $2.000

Además tienen un maravilloso “cajón” con cosas a 200 y 500, donde yo he encontrado lindos cortavientos y faldas por menos de lo que cuesta un pasaje de micro. Biutiful.

Mis encuentros Top 5:

Blusa aleopardada perfecta $1.

Cortaviento y muuchas cosas para mi pololo $1.5

Camisa amarilla con rayas blancas Ralph Lauren, especial para sentirse un poco mafiosa $1.5

Chaleco delgadito con rayas para todos lados negro y plateado BRILLANTE maravilloso $1.5

Gillet de cuero, regalo para mi amiga cote $..

Bonus Track:Ser atendido por la buena onda de Lilian, siempre sonriente y dispuesta a “negociar”

Otros “atractivos turísticos” del lugar: justo al medio entre dos de las tiendas, hay una relojería/hierbería llena de relojes Casio, que son lejos mis favoritos. Al frente hay una fuente de soda gigante, de un estilo muy retro que vende berlines super ricos. Bueno, y además están todas las bondades que el barrio Franklin tiene para ofrecer, pero eso será material para otro post.

*San Topito es la patrona de la ropa usada, y la única santa en la que creo de a de veras. Pronto los deleitaré con su historia de santidad.

** si tienen algún dato que quieran compartir, bienvenido!