Archivo del sitio

Tienda: Burbujas

Como les decía en mi post anterior, ya no estoy en Chile, pero antes de irme recopilé una buena cantidad de datos y fotos de lugares dignos de ver. Así que, ahora desde lejos, retomo mi ejercicio de “compartir” mis picadas de tiendas de ropa usada favoritas, con el ultimo vértice de mi santísima trinidad Franklin – San Diego – Franklin, la tienda “Burbujas” que está en Franklin 1052, prácticamente al lado de la tienda de la Señora María y a sólo dos cuadras de las tienditas de San Diego. De todas estas tiendas, Burbujas es la más nueva, y lejos la más grande. Es como una multitienda de lo usado, como una selección del persa, algo que yo no había encontrado en Chile, pero que si había visto en Berlín y Holanda. Me explico, aquí hay ropa usada, mucha ropa usada. Pero también hay un sector “menaje”, un poco de juguetes, disfraces, y muchos, muchos cachureos.

Partamos por lo que nos convoca: la ropa. Hay mucha, yo diría que sobre todo años 80 – 90, y mas bien para el día a día, aunque también hay una parte con vestidos de fiesta, en la que abundan las lentejuelas y los bling blingss. Creo que mi parte favorita de esta tienda es que tienen muchos, pero muchos chalecos y chaquetas de buena calidad, que están en muy buen estado, seguramente mejor que en las tiendas de los alrededores. Por supuesto este “irse a la segura” en cuanto a calidad tiene un precio, y Burbujas se corona como la tienda más carelli del sector, aunque sigue siendo muy conveniente.

Los precios varían, los blazers y chaquetas por ejemplo, van entre los 2.500 y 4 mil pesos (a excepción de las de cuero que cuestan 7 mil aprox), los chalecos lo mismo y los vestidos de fiesta llegan hasta los 8 mil. No se encuentran muchas cosas por menos de 2 mil, pero diría que la media no pasa los 3 mil pesos tampoco, yo me compré una chaqueta, tipo abrigo corto a sólo $2.500.

Como bonus, tenemos una cantidad de chucherías increíbles, carteras que se ven como nuevas y de buenas marcas, revisteros como el de la foto (el cual todavía me arrepiento de no haber comprado), vasos y tazas antiguos, teléfonos y un largo etcétera..

En resumen:

Lugar: Franklin 1052.

Cómo llegar: en auto, bajar por Nataniel hasta bio bio y doblar al oriente, una cuadra y dejar el auto en el estacionamiento que hay justo en la esquina de San Diego y Bio bio, frente a las tiendas, luego caminar media cuadra y subir por Franklin media cuadra más. En micro, desde la Alameda: en el paradero La Moneda la 301 o 201, y bajarse justo cuando la micro toma San Diego o el metro Franklin.

Precios:

Blusas y vestidos $1.500– $8.000

Chaquetas $2.500 – $4.000

Chalecos $2.000 – $4.000

Carteras $2.000 – $4.000




Receta: Pollo-Camarón Thai…

plato terminado, pollo camaron thai


Después de un par de largos días que se me han ido entre trámites, visitas a la embajada, reuniones con el profesor guiá, diagramación y últimos detalles de la tesis, les dejo la receta de una de mis comidas favoritas del momento: Pollo-Camarón Thai a la moi…

Me encanta la comida tailandesa, y los sabores un poco agridulces, esta receta, aunque tiene algunos ingredientes muy específicos, es re fácil de hacer, yo la hice el día de mi cumpleaños para una cena con amigos y familia, y me fue bastante bien! En general para cocinar, veo recetas en Internet, después voy improvisando y la adapto según mi gusto. Aquí el resultado, espero que les guste! 

Primero, los ingredientes: 

ingredientes receta pollo camaron thai: cebolla, pollo, camarones, maní, leche de coco, salsa de pescado thai, vino blanco, pasta de curry roja

  • Una cebolla picada en cuadraditos

  • Leche de Coco

  • Pasta de curry roja

  • Pechuga de pollo, picada en cubos de 2×2 cms aprox.

  • Camarones (sin pelar se ven más bonitos,

    pero pelados es más cómodo..)

  • Maní

  • Salsa de pescado thai

  • Un vaso de vino blanco

  • Sal y Pimienta.

Después de cortar la cebolla y el pollo en cubitos, ponemos la cebolla a freír en aceite de oliva junto con un poco de pasta de curry disuelta en muy poca agua (la salsa de curry roja es MUY DEMASIADO picante, entonces recomiendo partir usando muy poco, y por poco, me refiero a una cucharita de té, y luego ir probando cuánto más pueden aguantar). Cuando la cebolla esté blanda, agregamos el pollo, un poco de sal y cuando lo tome un poco de color, agregamos el vaso de vino blanco y esperamos a que se evapore.

Luego, agregamos la leche de coco, la salsa de pescado, la pasta de curry extra que queramos ponerle y revolvemos. Incorporamos el maní. 

En este punto, yo le puse un poco de ají color y curry amarillo, para darle más color, porque mi audiencia no es muy buena pal’ picante, entonces más pasta de curry no era una opción. También pueden usar un poco de ketchup (si, ketchup!) para que se vea más rojito sin quedar más picante. También agregamos un chorrito de jugo de limón. 

Mientras el pollo se cocina, hacemos un arroz blanco, sólo con sal, para acompañar. Cuando falten unos 5 minutos para servir, agregamos los camarones, para que no se cocinen demasiado, una vez que los camarones toman color, estamos listos!

Si la preparan, van a ver que es es muy rico, fácil de hacer y nada de caro, la leche de coco cuesta 1300 aprox. La salsa de pescado 1800 (y les va a quedar para siempre, porque al menos yo, no encontré botella chica), la pasta de curry igual, y no se echan a perder. Entonces como por 7 lucas + lo que quieran comprar de camarones (porque también lo pueden hacer sólo con pollo y con zapallitos italianos por ejemplo) tienen una comida rica y exótica para varias personas…

Ojalá les guste, saludos!el resultado final: pollo camaron thai de-li-chus

Tienda: Ropa usada en San Diego

En vista de que el claustro tesístico me tiene con las salidas, por decir lo menos, “restringidas”, y de que tengo planeado emigrar apenas termine con esto de la tesis, decidí compartir algunos de mis lugares favoritos para comprar ropa usada (o vintage, o second hand, o reciclada, o queseshó…).

Digo “decidí” porque no es cualquier cosa… Todos los adictos a este tipo de tienda, pueden entender que, aunque uno sea muy generoso y bueno de corazón, cuesta divulgar estos datos, porque en el fondo de nuestra alma consumista hay una vocecita malévola que nos dice: pucha oh, es que es “uno de cada uno” y si mi amiga va primero que yo, y es la misma talla, y me la gana… nooooooo!!!

(o quizás soy yo nomas la mala y egoísta.. también puede ser!)

Este lugar es por lejos al que le soy más fiel, y uno de mis favoritos por que nunca falla y además no solo es un lugar, sino que tres!! Estoy hablando de las tres tienditas que están en San Diego entre Bio-Bio y Franklins (bueno, ahora son cuatro, pero la que abrió recién está todavía en marcha blanca).

 

Me gustan porque siempre, pero SIEMPRE encuentro algo, la ropa es de buena calidad y como no están en un barrio como Bandera o Irarrázabal, que serían como la 5ta Avenida de la ropa usada, los precios todavía son muy buenos. A no ser que seas un rapero, porque los polerones talla XXL marca Nike o Tommy si son un poco caros!

Y qué bacanidades he encontrado ahí? La verdad, de todo. Principalmente blusas, camisas, y chalecos, que es lo que más compro, porque siempre que paso por ahí (que en un momento fueron por lo menos 3 veces a la semana), ando muy apurada, y no alcanzo/me da lata probarme por ejemplo, un pantalón. Igual les digo, para que no me pidan que les “devuelva la plata”, que aquí en general hay cosas básicas/clásicas, ochenteras-noventeras, y más ropa de hombre que de mujer, pero si andan buscando ropa para la vida diaria, lo recomiendo mucho, es un lugar muy bendecido por San Topito*. 

En resumen:

Lugar: San Diego, casi esquina Bio-Bio, vereda Poniente.

Cómo llegaryo en general voy en auto y es bastante fácil, hay que bajar por Nataniel hasta bio bio y doblar al oriente, una cuadra y dejar el auto en el estacionamiento que hay justo en la esquina de san diego y bio bio, frente a las tiendas. 

en micro, desde la Alameda, lo más fácil es tomar algo por Nataniel (en el paradero La Moneda la 301 o 201), y bajarse justo cuando la micro toma San Diego, te deja al lado, igual que el metro franklin (pero yo nunca ando en metro!).

 Tiempo: En ver las 3 tiendas, pueden ser entre 5 minutos y media hora, depende de lo que se prueben, pero les recomiendo ir con más tiempo y darse una vuelta por el barrio, ir SOLO para ver esas tiendas, puede ser perder el viaje.

Precios:

Blusas y vestidos $1.000 – $2.000

Chaquetas $2.000 – $3.500

Chalecos $1.000 – $2.500

Pantalones $2.000

Además tienen un maravilloso “cajón” con cosas a 200 y 500, donde yo he encontrado lindos cortavientos y faldas por menos de lo que cuesta un pasaje de micro. Biutiful.

Mis encuentros Top 5:

Blusa aleopardada perfecta $1.

Cortaviento y muuchas cosas para mi pololo $1.5

Camisa amarilla con rayas blancas Ralph Lauren, especial para sentirse un poco mafiosa $1.5

Chaleco delgadito con rayas para todos lados negro y plateado BRILLANTE maravilloso $1.5

Gillet de cuero, regalo para mi amiga cote $..

Bonus Track:Ser atendido por la buena onda de Lilian, siempre sonriente y dispuesta a “negociar”

Otros “atractivos turísticos” del lugar: justo al medio entre dos de las tiendas, hay una relojería/hierbería llena de relojes Casio, que son lejos mis favoritos. Al frente hay una fuente de soda gigante, de un estilo muy retro que vende berlines super ricos. Bueno, y además están todas las bondades que el barrio Franklin tiene para ofrecer, pero eso será material para otro post.

*San Topito es la patrona de la ropa usada, y la única santa en la que creo de a de veras. Pronto los deleitaré con su historia de santidad.

** si tienen algún dato que quieran compartir, bienvenido!